REPARAR AGUJEROS Y DESPERFECTOS EN LAS PAREDES

05/05/2017

¿Quieres redecorar una habitación y cambiar el color de las paredes, pero te da miedo que el resultado no sea óptimo porque están llenas de pequeños agujeros y desperfectos? No te preocupes, seguro que puedes arreglarlos tú mismo y por muy poco dinero. Los agujeros, grietas y rozaduras en las paredes son más comunes de lo que puedas pensar: tirafondos para sujetar cuadros, golpes al mover los muebles o pequeños accidentes domésticos suelen dejar su huella en las paredes. Pero tranquilo, que parece peor de lo que es. Con un poquito de paciencia y las herramientas adecuadas, no quedará ni rastro de ellos.

En primer lugar, es muy importante que te acerques a tu ferretería y reúnas todas las herramientas necesarias antes de empezar a trabajar. Si eres aficionado al bricolaje es posible que ya tengas en casa algunas de ellas, pero comprueba que están en buen estado. Piensa que quieres conseguir un resultado estético, así que cuida cada detalle.

HERRAMIENTAS NECESARIAS:

  • Una espátula (o una llana, si las grietas o desperfectos son muy grandes) como por ejemplo ref. PT1027 ESPÁTULA INOX MANGO BIMATERIAL 
  • Masilla como por ejemplo ref. 2063011 AGUAPLAST CIMA STANDARD
  • Lija de grano fino como por ejemplo ref. PT1438PTOP LIJA ESPONJA 
  • Un rodillo como por ejemplo ref. PH0490PHOM RODILLO LANA NATURAL
  • Pintura como por ejemplo de colores vivos ref. PH0407PHOM PINTURA MONOCAPA MATE AZUL o blanco ref. PH0753PHOM PINTURA PLÁSTICA 

PASOS A SEGUIR:

  1. Retira el material suelto alrededor del agujero o la grieta con la ayuda de la espátula. Basta con rascar suavemente.
  2. Aplica la masilla utilizando la espátula (o la llana). Pon poca cantidad cada vez, procurando que no queden burbujas. Si el agujero es muy profundo, puedes dar varias capas de masilla, esperando a que se seque antes de la siguiente aplicación.
  3. Lija la superficie.
  4. Pinta la pared con un rodillo adecuado, según el acabado que le quieras dar.

Como ves, no es difícil. Aunque si tienes dudas sobre los materiales o la técnica, consulta en tu ferretería Coarco. Seguro que están encantados de asesorarte. ¡Y disfruta de tus nuevas paredes!